jueves, enero 13, 2011

AÑO CARACOL


Este Enero me está costando arrancar, desde que no me emborracho en Nochevieja, el transito entre un año y otro se me hace más lento, lo abordo con pereza, sin la urgencia de la resaca que te empuja a hacer buenos propositos, como si fuesen algún mágico exorcismo.
Aterrizo en 2011 el 13 de Enero, casi empiezo el año con los Chinos, me temo que su año del Conejo va a ser mi año del Caracol, apenas he superado la A de la línea de meta y aunque sé cuando finaliza este tramo de la carrera, (el 31 de Diciembre), desde aqui abajo, desde este suave y baboso arrastre, con esta concha de mis cincuenta años enrollados a la espalda, con el cuerpo blando y retráctil avanzando a su ritmo, no alcanzo a vislumbrar el recorrido que me espera y me parece una suerte.
Llevar menos lastre, ese es el secreto, averiguar que es lo que pesa, lo que te frena por obsoleto, como dicen los herméticos, "lo que es arriba es abajo, lo que es dentro es fuera" he pensado que para propiciar el cambio lo mejor es ponerse en movimiento, por tanto he empezado por cambiar de sitio los muebles de mi habitación (los que se puede) y he abierto el armario con mentalidad inquisidora arrancandole algunas de mis prendas mas queridas, más viejas, más confortables, que como dice mi hija "no son de madre"
No se si me acaba de gustar como he dejado la habitación, mañana de día veré, si no me convence la vuelvo a cambiar, esta chaladura de trastocar los muebles de sitio la he heredado de mi madre y me encanta, te cansas fisicamente, descubres otras perspectivas, cambias la circulación del Chi... y todo es distinto siendo lo mismo... y barato
Mañana me pondré la capa de exterminadora de papel y arrasaré,con el papeleo superfluo (que es mucho) con el firme propósito de abordar la "operación trastero" este fin de semana.
Y aunque no lo he hecho durante una hora (como me prometí), he retomado la escritura, he regresado al blog, con otra voz, porque lalocuranotienecura pero tiene fases y distintas manifestaciones, esta vez la introspección me es vital pero necesito mantener cierto contacto con el mundo.
Salud
Beatriz

No hay comentarios: